Buceadora del alma en busca de perlas de sabiduría

Soy Anna Pera

Sobre mi Evolución

Sobre mi camino

Soy una amante de la naturaleza, me puedo quedar horas observándola y escuchando el viento, los pájaros, los peces saltando en el río, los colores de las flores, la forma de los árboles y admirando su perfecto equilibrio y armonía.

Los deportes de montaña han sido mi refugio del estrés y fuente de adrenalina: escalar, esquiar y alcanzar cimas siempre me llenaban de emoción, pero el Covid cambió las reglas del juego. Fue durante un momento difícil que mi camino hacia la comprensión y el autodescubrimiento tomó un giro inesperado.

En 2020, una grave enfermedad me obligó a hacer una pausa total. Fue en este desafío que puse en práctica todo lo que había aprendido sobre equilibrio emocional y paz interior. Gracias a la observación y la escucha interior, comencé a ver más allá de lo que se presenta a simple vista. Pude aplicar leyes como la de la atracción, la ley del espejo y otras, transformando mi perspectiva. Para algunas personas es un gran problema quedarse quietas y yo soy una de ellas, para mí el movimiento era vital y tuve que aprender a no moverme y a aceptar la nueva situación llena de frustración, rabia, dolor.

Agradezco a esa enfermedad por enseñarme a meditar, a priorizarme y a escucharme. He aprendido a abrazar las emociones ocultas tras el dolor, a encontrar equilibrio en cada experiencia. Todo forma parte de un todo y gracias a todo este proceso de tanto sufrimiento y dolor puedo ver que todo tiene una razón de ser.
Ahora percibo la energía que fluye dentro de mí y a mi alrededor. Diferencio la voz del corazón a la voz de la mente y al prestarme más atención a mí misma puedo dar más a quienes me rodean. Observar el ego y el juicio ha sido fundamental para entender cómo me trataba y cómo condicionaba mi vida.

Sé de primera mano que solo con la observación y la escucha se puede hacer un gran trabajo. Mi viaje no ha terminado; quiero seguir expandiendo mi conciencia y compartir mis aprendizajes para contribuir a un crecimiento global.
Quiero saber de ti y qué te puedo aportar.

Sobre Mi propósito

Mi objetivo es acompañarte en tu crecimiento personal y ayudarte a traer a la consciencia algunos comportamientos, pensamientos y emociones que se esconden en nuestro jardín del inconsciente.

En las sesiones mi propósito es que sanes estas heridas emocionales escondidas que no te permiten cambiar patrones que se repiten y tratamos de cambiar sin éxito o sanar algunos síntomas recurrentes o simplemente tomar consciencia de aquellas creencias que pasan desapercibidas, pero no nos permiten conseguir lo que tanto anhelamos.

Florecer_crecimiento_agua

Te animo a descubrir junt@s un camino que te lleve a vaciar la mochila emocional y conseguir mejor calidad de vida, más armonía y conexión con tu ser interior que está escondido tras tanto dolor y miedos.

Formaciones

En plena búsqueda de soluciones alternativas para mis enfermedades (Covid Persistente, Fibromialgia y disautonomía) apareció la Inteligencia Emocional, la Meditación, la PNL (Programación NeuroLinguística) y la Biodescodificación y empecé a formarme porque así me lo pedía mi intuición y ha sido lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo. Empecé a sanar heridas muy profundas y mejoré emocional y físicamente. Hoy día sigo con las formaciones para poder ofrecer más profesionalidad. Creo que la formación es importante para acompañar a las personas que lo necesitan, pero desde mi punto de vista la experiencia personal juega un papel crucial en el proceso de la terapia, porque cuando alguien ha salido del pozo es más fácil que pueda enseñar a otros a salir de él.

Las Escuelas que enriquecen mi camino son la Escuela de Christian Flèche, la Escuela de Jean Guillaume Salles y gente que comparte sus aprendizajes en modo de talleres que también agradezco muchísimo.

“Un gramo de práctica vale más que 100 toneladas de teoría“– Swami Sivananda